Planifique sus comidas







      Distribuir seis comidas diarias implica hacer comidas más frecuentes, lo cual influye positivamente en el adelgazamiento. La frecuencia también es importante, ya que las ingestas deberían tener entre sí una hora y media- como mínimo- y tres horas, como máximo.

      Para manejar estos cambios, en principio, es conveniente realizar las cuatro comidas principales: desayuno, almuerzo, merienda y cena, y, luego, ir incorporando, de a poco, las colaciones (una a media mañana y otra a media tarde. Todo cambio necesita tiempo y constancia, hay que hacerlo progresivamente para evitar perder motivación.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Jarra del Buen Beber

Leyes de la Alimentación

Licuado verde para bajar de peso