¿Sabes identificar cuándo tienes hambre?



     Las personas comemos por muchas razones, algunas veces comemos por “hambre”, otras veces por satisfacer nuestro “apetito” y en ocasiones por otras razones como: aburrimiento, ansiedad, tristeza o felicidad. Por otro lado, las señales que nos indican que debemos dejar de comer son distintas y se conocen como sensación de “saciación” y sensación de “saciedad”. Saber reconocer la diferencia entre estos términos es importante para aprender a conocer lo que nuestro organismo requiere para poder regular el consumo de alimentos y ayudarnos a mantener un peso saludable. 

Hambre: es la sensación fisiológica que nos indica que es momento de comenzar a comer, esto sucede cuando las reservas de energía en nuestro organismo ya no son suficientes y necesitamos volver a recargar energía. Por ejemplo, se puede identificar una sensación de “vacío” o “dolor” en el estómago cuando tenemos mucho tiempo sin comer. 

Apetito: esta sensación es mucho más subjetiva, es lo que nos motiva a seleccionar los alimentos que deseamos comer y puede ser influenciado por aspectos psicológicos y sociales. Por ejemplo, puede ser que a la hora de la comida tengas ganas de comer un platillo en particular, es el apetito y no el hambre lo que te orilla a escoger ese alimento en lugar de otro. No necesariamente tenemos hambre cuando sentimos apetito. 

Saciación: se refiere a las sensaciones que identificamos cuando deseamos dejar de comer, generalmente la distensión del estómago es una de las señales de nuestro cuerpo para indicarnos que es tiempo de detener la ingestión de alimentos. Un ejemplo común es cuando terminas de comer y dices sentirte “lleno”. 

Saciedad: se refiere al tiempo que pasa entre una comida y la otra sin sentir hambre. Existen alimentos que nos provocan una sensación de saciedad por un periodo de tiempo más prolongado, tal es el caso de los alimentos con fibra. Ésta ayuda a retardar la absorción de los nutrimentos permitiendo que lleguen más lentamente a nuestro organismo, lo que evita que sintamos hambre en pocas horas. 

     Puedes sentir saciación (sentirte lleno) al terminar de comer pero tener hambre a las pocas horas, lo cual condicionaría a que comieras de nuevo, al cabo de un rato. Lo ideal sería consumir alimentos que te permitan sentirte sin hambre por más tiempo.

      El hambre es la forma como tu cuerpo se asegura de obtener los alimentos que necesita para funcionar, mientras que la saciedad y la saciación, son las señales que le indican a tu cuerpo que ha ingerido lo suficiente. Hacer caso a lo que tu cuerpo te dice puede ayudarte a tener una ingestión de energía adecuada y mantener un peso saludable. 

Instituto de Nutrición y Salud Kellogg's

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Jarra del Buen Beber

Leyes de la Alimentación

Licuado verde para bajar de peso