Tips para elegir un deporte para tus hijos



Tips para elegir un deporte para tus hijos   

       Cuando un niño se apasiona por el deporte, desde pequeño, es mucho más fácil que lo convierta en parte de sus actividades, apoyándolo para que continúe practicándolo, eso hará que tu hijo sea más disciplinado, le dará energía, se podrá concentrar al momento de estudiar y por supuesto crecerá como una persona sana.

      Si tu hijo no muestra interés por un deporte en especial, conoce sus gustos, así como todas sus capacidades.

      Cada niño es diferente, por eso es importante entender cuáles son sus habilidades.

       Los niños más sociables, pueden interactuar en grupo, los deportes en equipo pueden ser una buena opción.

       Los pequeños que son inquietos, con cierta falta de concentración, son aptos para deportes individuales, ejercicios en los que se vuelvan exigentes consigo mismos, el atletismo o la natación, pueden ser la elección a adecuada.



       Los niños más maduros que tienen más control, que son perfeccionistas, pueden realizar gimnasia deportiva, tenis o artes marciales.

       Adicionalmente puedes proponer una práctica familiar, como el ciclismo, que es un deporte ideal para que así todos compartan un momento especial.



Comentarios

  1. Me gustó como separaste a los deportes en diferente grupos, según el carácter del niño.

    Muchos padres pudieran, también, adoptar el método que adoptaron mis padres. Desde chiquitos nos metieron al deporte, aunque nosotros no se lo hubiéramos pedido. Recuerdo de chiquito (3, 4 años) haber estado en el beis. Bueno, más bien recuerdo haberlo hecho por las fotos. :)

    Lo que sí nos interesó a mi hermano y a mi fue el karate. Nos metieron de inmediato a hacer karate y aprovecharon para decirnos "van a tener que hace otros deportes también." La idea era que hiciéramos todos los deportes que pudiéramos hacer hasta encontrar los que nos gustaran.

    Nos íbamos en bici de la casa a una alberca para las clases de natación. Nos regresábamos a la casa en bici para desayunar. De ahí nos llevaba mi mamá al tenis (3 hrs). Nos recogía para irnos al karate (era de cambiarse y comer en el carro antes de llegar). Y ahí nos esperaba para después llevarnos al catecismo.

    Y así eran TODOS los sábados. En los veranos era de meternos a clases privadas, equipos de competencia de los deportes que practicábamos, etc. Pero aprovechaban TODO el día para tenernos al aire libre, haciendo algo.

    Espero que la información que proporcionaste le ayude mucho a los padres de familia que leen tu blog. Se me hace que se ha perdido el interés de parte de los padres. Les da flojera hacer lo que nuestras madres hicieron y el "soccer mom", como dicen aquí en EEUU, poco a poco desaparece.

    Kevin :: Glicoentrenador
    En Twitter: @glicoentrenador
    Sitio Web: www.GlicoEntrenador.com

    ResponderEliminar
  2. Así es, debido al ritmo de vida tan acelerado que llevamos hoy en día, empezamos a agregar miles de pretextos para dejar de lado nuestra salud, así como la convivencia con los hijos…

    Dense la oportunidad de ir cambiando poco a poco su estilo de vida, incorporando pequeñas actividades familiares y recreativas… que tendrán como resultado bases sólidas en la formación de los niños… pero además gozarán de una excelente salud física y emocional.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Jarra del Buen Beber

Leyes de la Alimentación

Licuado verde para bajar de peso