martes, 26 de enero de 2010

Como enseñar a los niños sobre nutrición


Educando a nuestros niños: una buena nutrición para una vida mejor


         La obesidad en los niños es un tema prevalente en nuestra sociedad. El índice de obesidad infantil ha aumentado entre los niños preescolares, niños de 9 a 11 años y entre los adolescentes. Todos tenemos la responsabilidad de asegurar que nuestros niños crezcan sanos para que tengan una vida mejor.


       Muchas veces confundimos a un niño grueso con un niño sano. Tenemos que prestar atención al tipo de nutrición que tiene el niño. La obesidad es peligrosa porque puede causar futuros problemas de salud en adolescentes y adultos. En nuestra sociedad, cada día vemos que los niños comen más azúcares, grasas, y menos vegetales y frutas. Además, muchos niños pasan gran tiempo viendo la televisión, jugando con videos o en la computadora, sin estar activos y sin hacer ejercicios. 

     Constantemente los padres me comentan sobre el poco apetito del niño o me dicen que el niño no come lo que se prepara en casa; ellos prefieren dulces, helados, papas fritas y refrescos. Debemos recordar que los buenos hábitos alimenticios se adquieren desde una temprana edad. El tiempo de la comida debe ser sagrado. Es una buena oportunidad para hablarles sobre la nutrición y para que ellos aprendan buenos hábitos alimenticios. Los adultos deben servir de ejemplo. Durante la cena podemos continuar fomentando los valores familiares que se van perdiendo debido a la falta de tiempo, trabajo, estrés, y otros deberes.

     Los siguientes consejos los ayudarán a educar a los niños hacia una buena nutrición y mejor calidad de vida.

- Mantenga un horario regular para las comidas y meriendas.
Ofrezca alimentos nutritivos como vegetales, frijoles, pescados, carnes bajas en grasa,
  frutas, mantequilla de maní, pasta, queso con poca grasa, y yogurt bajo en grasas.
- Sírvales porciones pequeñas y deje que le pidan más.
- No se dé por vencido si al niño no le gusta la comida. Ellos se acostumbrarán poco a poco.
- Enséñele a tomar agua en vez de refrescos.
- Utilice el Plato del Buen Comer como guía para seleccionar los alimentos diarios, por ejemplo:


 Dale click a la imagen para ampliarla

 - Ayude al niño a ser activo; caminen juntos y participen en actividades deportivas. El ejercicio es esencial. 

     La escuela también tiene un rol importante en educar a los niños sobre la buena nutrición. Comencemos a planificar una buena alimentación a nuestros hijos. ¿Qué les parece la siguiente resolución? Educar a nuestros niños sobre una buena nutrición. Vamos a comenzar con nosotros mismos, cuidando nuestra alimentación, nuestro plan de ejercicios y hagámoslo parte de nuestro plan familiar. Con cuerpos sanos y mentes sanas, tendremos un futuro mejor. ¡Hasta la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada