Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Fast food o comida rápida (No debe formar parte de la dieta habitual)

Imagen
La comida fast food posee una elevada densidad energética por su alto contenido en grasas e hidratos de carbono
          Rapidez de servicio, horarios amplios, precios económicos y una vastísima red de establecimientos son las ganancias fuertes de las cadenas de comida rápida. Pero su éxito no sólo radica en la comodidad: la comida rápida ha captado, mal que nos pese, nuestros paladares, y a pesar de su mala fama nutricional todos hemos sucumbido en alguna ocasión ante una hamburguesa o una porción de pizza.
¿Qué tipo de productos ofrecen?
          Los productos de fast food se pueden clasificar en dos grupos: los de influencia y características anglosajonas, como hamburguesas, salchichas y papas fritas acompañadas de salsas diversas (mayonesa, mostaza, ketchup...), y los de procedencia mediterránea, como pizzas, bocadillos, tapas y kebabs (pinchos de carne adobada de origen árabe envueltos en pan de pita y acompañados de vegetales y salsas de yogur). Por sus características nutriciona…