miércoles, 20 de abril de 2016

Reto 21 Días

Únete al reto de los 21 días
No es una dieta…

Está comprobado que en 21 días puedes formar un nuevo hábito,
y eso es exactamente lo que intentaremos hacer.



En tan solo 3 semanas modificaremos
tus malos hábitos de alimentación, por hábitos saludables.



Aceptas el reto ???

Informes 
Irasema Rosas Peralta
Nutrióloga
Cel .2281 10 08 32

martes, 23 de febrero de 2016

¡Desayuna! Es la clave para un día sano y energético

Aunque el organismo está trabajando constantemente -incluso cuando dormimos-, es común que al despertar no sintamos hambre. Si no desayunamos, nuestro metabolismo se pone en “alerta” porque supone que hay escasez de comida, volviéndose lento para almacenar calorías (en forma de grasa) y obteniendo energía de sus reservas. Entonces, en lugar de sentirnos bien, tenemos mal humor, dolor de cabeza, cansancio, sueño, estreñimiento, entre otros malestares.

El desayuno sirve para “arrancar” las funciones metabólicas del cuerpo, ayudándonos a funcionar de manera adecuada durante las siguientes 16 o más horas que estaremos despiertos. 
desayuno
Esta primera comida debe representar del 20 al 25% de las calorías que ingieres durante el día y debe incluir:
  • Pan o cereales, de preferencia integrales. Además de la fibra que contienen, proporcionan carbohidratos, que aportan energía, fibra y minerales.
  • Proteínas. Como leche, queso o yogur (de preferencia bajos en grasa), que contienen proteínas y calcio; productos cárnicos como jamón o pechuga de pavo en pequeñas cantidades, debido a su alto contenido de sodio, o huevo -puedes consumir sólo las claras-.
  • Frutas. Le aportan al cuerpo agua, carbohidratos, vitaminas y minerales.
  • Otros productos. Puedes incluir una bebida estimulante, como café o té, ricos en antioxidantes.

Fuente: Rrevista del consumidor 



jueves, 4 de febrero de 2016

¿Por qué no bajo de peso si hago ejercicio?

Te has preguntado ¿por qué aún cuando pasas horas en el gimnasio no bajas de peso y tu cuerpo no cambia?.



Por estos motivos te daré algunos tips para que esto no te suceda.


La alimentación juega un papel fundamental durante el ejercicio que realizamos, al combinar adecuadamente los nutrimentos que el cuerpo necesita es más fácil lograr cambios, ya sea rendir mejor durante el ejercicio, moldear el cuerpo, bajar de peso o sentirte más fuerte y saludable.

He aquí  algunas recomendaciones que te pueden servir:

Hidratación: Si realizas 1 hora o menos de ejercicio bebe solamente agua. Es hasta después de 1 hora que el cuerpo empieza a perder minerales y es entonces cuando requiere de bebidas electrolíticas (ej. Powerade, Gatorade, etc.) Las calorías perdidas durante el ejercicio las recuperas fácilmente, si por 1 hora de ejercicio ingieres bebidas azucaradas estas representarán una fuente extra de calorías. Si quieres agregar sabor a tu agua puedes agregar unas rodajas de limón, naranja o toronja o unas hojitas de menta o yerbabuena para que sea refrescante y sin calorías.

Alimentos a consumir: Es importante el consumo de hidratos de carbono ya que son la fuente número uno de energía para el cuerpo, antes del ejercicio puedes comer una rebanada de pan de granos enteros con una cucharadita de mermelada (de preferencia casera o sin azúcar añadida) o una cucharadita de miel; una porción de fruta (1 taza de melón, 1 manzana, etc.),  ya que también te proporcionan vitaminas y antioxidantes o una barra de cereales enteros que tenga menos de 5 gramos de azúcar por porción.

Si el ejercicio que realizas es de fuerza (levantamiento de pesas, CrossFit, TRX, etc.) te recomiendo que ingieras un yogurt natural sin azúcar o un licuado con leche descremada y una porción de fruta (puede ser la mitad de un plátano, ¾ de taza de papaya o 1 mango pequeño) obteniendo así la proteína que alimentará tu músculo y los hidratos de carbono para darte energía.

Alimentos a evitar: Evita el consumo de bebidas refrescos, néctares o jugos; puedes consumir una porción de chocolate (20-30 gramos) siempre y cuando este contenga menos de 5 gramos de azúcar y al menos el 80% de su contenido provenga directamente del cacao. Los refrescos y jugos solamente agregan calorías a tu alimentación y no aportan nutrimentos, por lo que si deseas bajar de peso,  te recomiendo el consumo de una a dos porciones de fruta al día ya que además de aportar azúcar de forma natural también aportan fibra, vitaminas y antioxidantes que ayudarán a regularizar tu metabolismo.

Evita el consumo de suplementos de proteína si no realizas actividad de incluya pesas o ejercicios de fuerza por más de dos horas al día. El consumo de estos suplementos sumado a la cantidad de proteína que se consume mediante los alimentos si llega a superar la cantidad requerida por el cuerpo, en lugar de asimilarse en forma de músculo se almacenará en forma de grasa.

También te sugiero consultar a tu nutriólogo para que pueda monitorerar los cambios en tu composición corporal, te ayude a identificar y modificar hábitos inadecuados y así aprovechar al máximo el ejercicio realizado.


 Fuente: http://www.educacionennutricion.org/